Widgetized Section

Go to Admin » Appearance » Widgets » and move Gabfire Widget: Social into that MastheadOverlay zone

¿Qué pasó con el cometa ISON?

Publicado: diciembre 9, 2013, 1:36 pm

Casi se va, pero el Cometa ISON deja un legado sin precedente de datos obtenidos desde una gran cantidad de sitios dentro del Sistema Solar. Crédito: ESA, NASA.

Casi se va, pero el Cometa ISON deja un legado sin precedente de datos obtenidos desde una gran cantidad de sitios dentro del Sistema Solar. Crédito: ESA, NASA.

 

Raúl Mújica (INAOE, rmujica@inaoep.mx)

 

En esta ocasión preferimos compartirles la traducción del boletín de noticias de la NASA (http://science.nasa.gov/science-news/science-at_nasa/2013/04dec_isonrecap/) que describe muy bien lo que le sucedió al ISON. Pueden consultar también los siguientes sitios, por si quieren mayor detalle:

 

http://www.cometisonnews.com/

http://www.isoncampaign.org/

 

En este espacio seguiremos platicando de cometas y otros temas de astronomía. No dejen de mirar el cielo, siempre hay algo impresionante.

 

04 de diciembre 2013: Los astrónomos saben desde hace tiempo que algunos cometas prefieren lo caliente. Varios de los más grandes cometas de la historia han volado cerca del Sol, inflándose a sí mismos con su calor antes de convertirse en maravillas visibles a simple vista en el cielo nocturno.

 

En efecto, algunos cometas prefieren lo caliente, pero el Cometa ISON no era uno de ellos.

 

El sobrevuelo tan anticipado del cometa ISON por el Sol en el Día de Acción de Gracias (28 de noviembre) 2013 ha terminado, y en lugar de convertirse en un gran cometa…”El cometa ISON se hizo pedazos”, informa Karl Battams, de la Campaña de Observación del Cometa ISON, de la NASA. “Los remanentes de su desvanecimiento ahora son invisibles para el ojo humano”.

 

A primera vista esto puede parecer un resultado negativo, pero Battams dice: “En lugar de lamentar lo que hemos perdido, quizás deberíamos regocijarnos en lo que hemos ganado – algunos de los mejores datos de la historia de la astronomía cometaria”.

 

En la mañana del 28 de noviembre, las expectativas eran altas a medida que ISON se acercaba a su perihelio, a su máximo acercamiento al Sol. El helado cometa ya tenía una cola alborotada, 20 veces más ancha que la Luna llena, y la cabeza suficientemente brillante como para poder verla antes del amanecer, a simple vista. Una dosis de calor solar podría transformar este buen cometa en un gran cometa.

 

Durante el sobrevuelo, más de 32 mil personas se unieron a Battams y otros científicos solares en un “Google+ Hangout”. Juntos observaron imágenes en directo de la flota de observatorios solares, incluyendo las sondas gemelas STEREO, el Observatorio de Dinámica Solar (Solar Dynamics Observatory) y SOHO. Mientras el cometa ISON se acercaba al Sol brilló y desapareció de nuevo.

 

“Eso podría haber sido el evento de desintegración”, dice Matthew Knight de la Campaña de Observación del Cometa ISON llevada a cabo por la NASA.

 

Las cámaras a bordo del Observatorio de Dinámica Solar siguieron al cometa todo el camino hasta el perihelio y vieron… nada.

 

“No estábamos seguros de lo que estaba pasando”, recuerda Knight. “Ha sido como una montaña rusa de emociones”.

 

Los investigadores se sorprendieron de nuevo cuando una nube en forma de abanico emergió de la atmósfera del Sol. Nadie sabe a ciencia cierta lo que había dentro. Las posibilidades incluyen un núcleo remanente, demasiado pequeño para ser detectado por el SDO, o un “montón de escombros” de fragmentos vaporizándose furiosamente. Al final de todo, el cometa ISON no era más que una nube de polvo.

 

“Es decepcionante que no pudimos tener un espectacular cometa a simple vista”, dice Knight, “pero de otra manera creo que el cometa ISON fue un gran éxito. La forma en que las personas se conectaron con el cometa ISON a través de los medios sociales fue fenomenal; nuestro sitio en Internet de la campaña de observación del cometa ISON alcanzó más de un millón de visitas y tuve problemas para descargar imágenes cerca del perihelio ya que los servidores de la NASA estaban inundados”.

 

“Así que tal vez ISON fue el “Cometa del Nuevo Siglo”, dice.

 

Battams concuerda: “El cometa puede estar muerto, pero la campaña de observación fue increíblemente exitosa”. Desde su descubrimiento en septiembre de 2012, el cometa ISON ha sido observado por una armada de naves espaciales, estudiado en diferentes longitudes de onda a través del espectro electromagnético, y fotografiado por miles de telescopios en la Tierra. Durante meses, en algún momento, sin interrupciones, alguien o alguna nave espacial tenían sus ojos puestos en el cometa al acercarse desde más allá de la órbita de Júpiter hasta el umbral del mismo Sol. Nada se perdió.

 

Los dos astrónomos esperan que la gran cantidad de datos les permitan, eventualmente, a ellos y a sus colegas, desentrañar el misterio de lo que sucedió exactamente al Cometa ISON.

 

“Este ha sido, sin duda, el cometa más extraordinario del que Matthew y yo, y probablemente muchos otros, jamás hayamos sido testigos “, dice Battams. “El universo es un lugar increíble y sólo nos ha sorprendido una vez más”.

 


Sobre

La casa de la Revolución del Intelecto

Una respuesta para ¿Qué pasó con el cometa ISON?

  1. dr homero jesus uribe garza Responder

    Jueves, diciembre 12, 2013,7:15 PM a las 7:15 PM

    FELICIDADES EN TU DIA PEDRO GENTE COMO TU NESESITAMOS AQUI QUE DIOS TE BENDIGA Y GOCES DE SALUD MUCHOS AÑOS

Deja un comentario